Sangre en la portada


Ganar presencia mediática en un entorno sobresaturado de información y contenidos no siempre es tarea fácil. Lo saben sobradamente, por ejemplo, los responsables de comunicación de las compañías, que han de transformar sus mensajes en relatos. Y, por supuesto, lo conocen los propios medios, que, más allá de las propias noticias que alojan, no dudan en sumarse a la era del espectáculo con iniciativas sorprendentes, algunas de ellas ideadas para concienciar a la opinión pública, aunque sea golpeando su sensibilidad. Los medios impresos no son ajenos a esta corriente.

Más allá de colocar un lazo rojo en su portada en efemérides señaladas o especialmente emotivas, o buscar fórmulas publicitarias imaginativas para las marcas, ha habido actuaciones sorprendentes que han llamado poderosamente la atención del mundo. Sin ánimo de ser exhaustivos, en este artículo se repasan algunas de las más impactantes emprendidas por los soportes impresos.

  • El periódico sueco ‘Svenska Dagbladet’, en junio de 1997, lanzó a la calle una edición con una de sus páginas comestibles, concretamente la dedicada a cuestiones sociales y opinión. La hoja en cuestión estaba impresa en un papel especial muy nutritivo, “y con tinta enriquecida a base de vitaminas y minerales”, según detallaba el corresponsal del diario ABC en Estocolmo.

  • El 25 de abril de 1998, el diario ‘El País’ informaba que un famoso dibujantes holandés había lanzado el primer diario sin noticias al mercado editorial, un tabloide de 16 páginas completamente en blanco. De acuerdo con este periódico, horas después del anuncio de su publicación, ya contaba con lectores interesados e, incluso, con 13 abonados al nuevo rotativo. ‘El País’ relataba asimismo que su editor había anunciado ya la publicación del diario en otros idiomas, entre ellos el español.

  • El diario alemán ‘Bild', famoso entre otras cosas por su amarillismo y por la chica desnuda de su portada (hasta que en marzo de 2012 decidió el fin de este contenido editorial), ha llevado a cabo curiosas operaciones periodísticas, entre ellas publicar en junio de 2012 su primera página manuscrita, para denunciar el abandono de la escritura a mano por culpa de tanto ingenio electrónico, o editar la publicación sin foto alguna, como hizo en septiembre de 2015, como muestra del rechazo a las críticas que estaba recibiendo por la cobertura gráfica realizada en la crisis de los refugiados.

  • Otro periódico alemán, el ‘Tageszeitung’, referente de la prensa de izquierdas en Alemania, en noviembre de 1999, publicó una de sus ediciones sin zetas y con páginas en blanco para zarandear las conciencias de sus lectores por no suscribirse.

  • La presión publicidad también ha contribuido a la espectacularización de los medios impresos. Hace unos años, con motivo de la presentación del nuevo logotipo de Pepsi, uno de los diarios franceses sacó una de sus ediciones impresas íntegramente en azul, nuevo color corporativo de la marca de refrescos. En España, el 28 de octubre de 2005, en una iniciativa sin precedentes en todo el mundo, la compañía Acciona adquirió todos los anuncios de los seis periódicos nacionales. En enero de 2015, el Banco de Santander compró las portadas de los siete diarios españoles de mayor tirada, a fin de promocionar su programa de becas en pymes.

  • En 1993, el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ publicó un suplemento especial en el que su primera página había sido impresa con una mezcla de tinta y sangre, procedente de ocho mujeres de la antigua Yugoslavia que habían sido violadas durante la guerra de los Balcanes.

  • Con todo, quizá uno de los hechos periodísticos más llamativos realizados, por su alto impacto, fue llevado a cabo por la revista ‘Vangardist’, que lanzó una edición limitada de 3.000 ejemplares impresos con tinta mezclada con 150 mililitros de sangre donada por tres portadores del sida. La revista, eso sí, garantizaba que no existía riesgo alguno para los lectores. El proceso de creación lo incluía el Washington Post entre sus contenidos audiovisuales.

Artículo publicado en The Business Traveller

Entradas destacadas
Entradas recientes